Pruebas EBAULas universidades podrán tener en cuenta para la admisión la calificación de los estudiantes que se examinen de segunda lengua extranjera y la sacada en la prueba obligatoria de modalidad

El Ministerio de Educación acaba de publicar la orden por la que se regulan las características para este curso 2017-18 de las pruebas EBAU, las sustitutas de las pruebas de selectividad que empezaron a aplicarse el curso anterior.

Al igual que el curso pasado, estas pruebas NO tienen carácter de reválida (como pretendía la LOMCE), por lo que sólo tendrán que superarla aquellos alumnos que vayan a estudiar un grado universitario, que el curso pasado fueron casi 250.000.

El documento, sin embargo, introduce algunas modificaciones sobre el de 2017. Principalmente, amplía las opciones y los exámenes voluntarios con los que los alumnos podrán subir su nota para el acceso a la Universidad, fija por primera vez plazos para la validez en el tiempo de los resultados obtenidos, y da una semana más de plazo a las autonomías que quieran realizar la convocatoria extraordinaria en julio.

El texto, como el año anterior, fija que la nota de la EBAU se obtendrá de la media aritmética de los cuatro exámenes obligados: las tres materias troncales generales (Historia de España, Lengua Española y Literatura y primer idioma extranjero) -que son cuatro en las autonomías con lengua cooficial- y la troncal de modalidad (Latín, Matemáticas o Arte, según el itinerario elegido). El mínimo para aprobar será un 4. La nota general de acceso a la Universidad será la media ponderada de la de la EBAU, que tendrá un peso del 40%, y de la de Bachillerato, con valor del 60%, y siempre debe ser al menos de un 5.

Para más información, visitad el siguiente artículo del periódico HOY

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar